10 estrategias para avanzar desde sentimientos pesimistas hacia los optimistas y alcanzar la Felicidad

Salir adelante significa reaccionar ante lo que nos ocurre, no es la felicidad. Ésta se consigue cuando damos un paso adelante y tomamos las riendas de nuestra vida; significa que controlamos las situaciones que nos rodean y suceden y conseguimos los resultados que deseamos. Cuando nos sentimos felices estamos más dispuestos a cambiar lo que haga falta para ir hacia el estado deseado. La felicidad significa pensar “estoy bien”, “me siento bien”, “hago lo que deseo y si no es así puedo cambiarlo”.

Para avanzar hacia la felicidad y pasar de sentimientos pesimistas a optimistas, os voy a mostrar unas claves o estrategias muy útiles. Éstas pueden ayudar a eliminar o disminuir el cólera, el odio, la rabia, los celos, la depresión y la preocupación. Ayudan también a avanzar hacia vivir realmente la vida y no pasar por ella sin saborearla.

Aquí van estas claves o estrategias:

  1. No pensar demasiado en uno mismo, pensar más en los demás. El mundo está lleno de injusticias, pena, sufrimiento y miseria, por ello, hay mucho trabajo por hacer para ayudar a solucionarlo. Así que intenta hacer algo, enterarte, formarte y actuar para hacer algo por los demás.
  2. Estimular la mente. Estate en constante movimiento respecto a realizar actividades que incentiven y estimulen tus intereses, que te traigan nuevas ideas. Apúntate a cursos de formación en temas que te atraigan, apúntate a grupos que hagan actividades que te supongan nuevos retos. Para no caer en sentimientos adversos, tienes que estar cuidando tu mente constantemente empleando tiempo en su estimulación.
  3. Cuida la salud y la forma física. Está comprobado que estar bien de salud y forma física es un antídoto espectacular para no caer en sentimientos negativos y la depresión. Haz ejercicio regularmente, apúntate a un gimnasio, coge la bici regularmente o da paseos regularmente.
  4. Estimular y cultivar el espíritu. Esto se puede conseguir estando en contacto con personas que te pueden animar y estando en contacto con la naturaleza, con la belleza y la verdad.
  5. Aceptarse a uno mismo. Esta afirmación es necesaria para poder avanzar hacia el estado de sentirse bien. Es un paso fundamental para poder avanzar hacia el optimismo y que te dará confianza.
  6. Aceptar que tenemos un problema, si es el caso, y hablar con la persona implicada y/o pedir ayuda. La insatisfacción o infelicidad es una señal de lo que se está haciendo no es adecuado o no es el camino, por lo tanto hay que intentar averiguar y sacar a la luz los verdaderos sentimientos interiores e actuar en consecuencia.
  7. No negar las propias emociones. Las emociones hay que exteriorizarlas lo antes posible, no hay que esconderlas, porque al final salen de alguna manera y que pueden ser en forma de sentimientos negativos que nos pueden apartar del camino de la felicidad. Si tienes alguna emoción negativa, intenta hablar rápidamente con algún amigo o la pareja para poder aliviar cuanto antes tu mente.
  8. No pensar que la infelicidad es un estado del que no se puede salir. Nadie tiene la necesidad de ser desgraciado o infeliz. Las emociones negativas se pueden encauzar y solucionar, son una pérdida de tiempo.
  9. No emplear demasiada psicología. En la mayoría de ocasiones, los sentimientos negativos e insatisfacciones provienen del desconocimiento de uno mismo, Es importante que aprendas a conocerte y comprenderte a ti mismo, ello te ayudará enormemente a disipar dudas y poder avanzar hacia lo que realmente deseas en tu vida. El ponerse en manos de sesiones de psicoanálisis, que pueden llegar a ser interminables, no te conducirán a ninguna parte.
  10. Cultiva el espíritu humanitario. Ya hemos comentado que es importante sensibilizarse con el sufrimiento que hay en el mundo, pero también hay que gozar de la belleza que nos rodea, de la alegría, y del valor de otras personas, lo que nos puede ayudar a animarnos y elevar nuestro espíritu.

Para terminar decir que las personas fuimos creadas para poder llegar a ser lo que pensamos y lo que nos ocurre es lo que permitimos que nos ocurra. La felicidad es una elección a la que todos tenemos acceso. Tú, ¿qué eliges?

Si te ha gustado este artículo, te estaré muy agradecido si me ayudas a difundir el mensaje compartiéndolo o haciendo clic en me gusta. Muchas gracias.

Imagen cabecera: Imagen por stockimages en freedigitalphotos.net
email

Deja un comentario